domingo, 10 de octubre de 2010

La vida en el campo...

Aquí esta ya el otoño..., este invierno pasado llovió mucho en Galicia, y, la verdad tuvimos suerte, apenas se quemo nada en el verano a pesar de que fue soleado y calurososo, así que ahora lo que vemos es un paisaje frondoso, pero a los árboles ya se les nota otro tono, no es el verde brillante del verano, se va apagando su color verde y aparecen ya los ocres
A mí la vida en el campo me gusta, todo tiene otro ritmo, incluso la conexión a Internet (esto ayuda a desarrrollar la paciencia); pero la verdad, de vez en cuando tengo que pisar asfalto, no lo puedo evitar; al vivir en el campo inevitablemente tienes que usar el coche para desplazarte incluso si quieres tomarte un cafecito; en la ciudad, no hace falta.
Reconozco que tengo una idea romántica de lo que representa vivir en el campo: me encantaría tener mi propia huerta y plantar mis propios tomates, patatas, acelgas, e incluso tener un membrillo para hacer ese delicioso dulce. que a mí personalmene me gusta muchísimo comerlo con queso:

Y además los famosos grelos gallegos, para hacer un delicioso caldo o un buen lacón con grelos:

Y luego, cuando llega la primavera y el verano, poder sentarte a la sombra de un manzano, con el perro vigilando .

Pero mientras tanto, disfrutemos ya de la luz del otoño y dentro de un mes o dos. cuando se sequen, poder comer nueces:

23 comentarios:

  1. Hola
    Como me gustaria vivir en el campo por un tiempo,para vivir lejo del stress del dia a dia de una ciudad como la que vivo con casi 1.200.000,poder hacer mis artesanias en el campo.Bueno con soñar...Tengo mi hija de 20 años que esta en la Universidad de Farmacia y no podemos salir de la ciudad,mi marido hace por dia 140km para ir a trabajar e otros 140 para volver a casa, por este motivo sueño un dia estar en un lugar tranquilo como el campo.
    Bueno me quede unos dias que no pude hacer visitas y cuantas cosas lindas nos mostras, que preciosos el jabon para la navidad, parece muy aromatico, me gusto mucho el color.
    Felicitaciones por tan lindos trabajos.
    Besitos desde Brasil,
    Carla

    ResponderEliminar
  2. me encanta tu huerta yo tambien tengo....pero la tehia abandonada y con mi hermano la estamos empezando otra vez ,despues subo fotos ,besos , buen finde

    ResponderEliminar
  3. Hola Ana: pues con los tiempos que corren, la paz y tranquilidad de vivir en el campo, creo que es un buen aliciente. Oye, la hora que es, y con todos esos manjares que nombraste, me voy corriendo a la cocina, a preaparar la cena, que me a entrado un hambre !!!!
    Un abrazo, y Felíz Semana, Laura.

    ResponderEliminar
  4. Jabonerita... qué perro más cuco tienes... y la casa... no la enseñastes... pero parece de piedra, típica gallega, ¿heredada, quizás? Y ¿hortensias? ¿¿dónde me dejastes las hortensias... tan gallegas... tan chinas... tan mías... tan bellas???
    Podrías hacer jabones que parecieran hortensias... pequeñitas... rosas, azules... ¿lo intentas?... es sólo una idea...
    Te pasastes por el Jardín y me gustó... he lanzado la idea de que vayamos todas el verano que viene a visitar los lugares de Austen ¿qué te parece esta otra idea? ((no me lo digas... igual de utópica... ¡qué lástima!))... pero ya sabes que soy soñadora... romántica... pamplina... descarada y no sé cuántas cosas más que ¡A mi plin! je, je, cosas de la edad, je,je.
    Bss, y me tienes que mandar nueces... así me evito comprarlas esta navidad... yo te puedo enviar...limones, mi limonero es de todas las lunas ¿hace un trueque? je, je.
    Bstos de otoño al limón.

    ResponderEliminar
  5. Yo terminaré viviendo en el campo, lo sé... pero el asfalto también lo necesito a veces, aunque debo de reconocer que cada vez menos... el relax es algo que valoro mucho, es calidad de vida. MUA

    ResponderEliminar
  6. Me adaptaría perfectamente a la vida en el campo antes que a una gran ciudad
    Sin dudarlo elegiría ese tipo de vida ...sin prisas,ni ruidos... disfrutando del paso de las estaciones aunque también pienso que el trabajo en el campo es muy duro si tienes que vivir de él.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. ¡Que suerte tienes! es una de mis asignaturas pendientes, pero espero en breve aprobarla.


    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. No sabía que eras "campestre". Yo creo que me adaptaría bien al campo, aunque también me gusta vivir en la ciudad, claro que en una ciudad como Santander, que no es demasiado bulliciosa....
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Vives en el campo?, jo, qué envidia. Es el sueño de mi vida. Yo las perras ya las tengo, pero me falta el campo y la huerta, y la casa grande de piedra. Imagínate hacer jabones en plena naturaleza, compotas en otoño... ay, que me vuelvo loca de pensarlo.
    En cambio, aquí estoy en Madrid, y trabajando en la Puerta del Sol, qué locura!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Ana, me ha encantado esta entrada, porque adoro el campo!!!!la huerta, el olor a tierra mojada `por las mañanas, el preparar ensaladas con tomates y lechugas recién cogidas de las matas..me encanta!!! Nosotros no tenemos huerta, mis suegros sí, pero lo que si tenemos es una casita de montaña, alquilada todo el año, y en cuanto los turnos del trabajo de mi marido nos lo permiten nos escapamos al monte! Él quiere , cuando se jubile y los hijos ya vuelen solos, que vivamos allí arriba . Es nuestro sueño! Mientras, lo disfrutamos cuando podemos!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. yo creo que podria vivir en el campo muy feliz... y si, tener mi propia huerta, pero es verdad con un auto cerca para poder ir con rapidez a cualquier lugar que uno necesite (o al menos una bici!)... mmm, que rico dulce membrillo con queso! me encanta a mi tambien. besote ana!

    ResponderEliminar
  12. ah! y gracias por tu palabras tan profundas en mi blog :) es muy importante para mi recibir tanta linda energia. muchas gracias por todo lo que me brindas. besote grande!!

    ResponderEliminar
  13. Yo tengo que admitir que soy una rata de ciudad! jajajaj El campo, la huerta, incluso la playa suenan muy lindo para un fin de semana. Después de vivir 20 años en un pueblito con playa y tener que subirme al auto hasta para comprar leche me tuve que convencer que no es para mí. Yo necesito gente, lío, ruidos!!! jajajajaja

    ResponderEliminar
  14. Me han llegado los dientes al suelo de lo largos de envidia que se me han puesto, a mi me encantaría poder vivir en el campo, el inconveninte de tener que coger el coche para llegar a los sitios creo que lo superaría pronto, besos y felicidades por tener un sitio tan hermoso donde vivir.

    ResponderEliminar
  15. que bonito creo que no hay como disfrutar el lugar donde uno vive vea? y veo que tu lo disfrutas muy bien :) gracias por compartilo!

    ResponderEliminar
  16. Me encanta este post. Como bien dices es maravilloso vivir en el campo; yo lo he estado haciendo desde mayo hasta finales de septiembre, allí soy feliz cuidando mi huerto, haciendo conserva y arreglando el jardín, pero ya se acabó y ahora toca el invierno en la ciudad, pero bueno....no pasa nada. Ah, por cierto, este finde iré a recoger los membrillos y haré dulce. Si no pasa nada os pondré luego en mi blog unas fotos.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  17. A mi también me encanta la vida del campo, de los pequeños pueblos, de su ritmo tranquilo, acompasado. Lástima que tengo que vivir en una gran ciudad, que a pesar de ser tan grande, no le tengo ningún apego ni tiene muchos alicientes. Eres muy afortunada, pues :) Podrás disfrutar de los colores, olores y sabores del otoño a pleno rendimiento.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. A mi el campo me encanta, siempre que me imagino mi futuro nos veo en una cabañita de madera con una mini huerta.
    Una de mis hermanas vive tambiém en el campo en Coruña y en verano es fantástico.
    besos

    ResponderEliminar
  19. Ana Mª yo soy como tu me gusta disfrutar del campo pero me gusta el asfalto, acabo de venir (como sabes) de nuestra casa en el monte y lo cierto es que ha sido muy gratificante aunque lo de conectar a Internet vía tarjeta de datos ha sido toda una odisea, casi imposible.
    Me alegra que este año no hayais tenido tantos incendios que teneis unos bosques de envídia, ahí si se ve el verdadero otoño jejjejejej.
    Estoy de vuelta pero tengo guardia el viernes así que a partir del lúnes ya estoy por casa.
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  20. hola ana!!! que lindas fotos!!!!!!!!! yo creo que a nosotras que sentimos tanta pasion en hacer lo que nos gusta...el campo es como el marco ideal ,lleno de bellezas y de calmas,donde el tiempo y la falta de ciertas cosas por momentos son nuestros aliados!!!pero tambien es rrelindo salir e ir a un bar ...IR AL CINE...IR A LA LIBRERÍA... HAY Se te rompio laa aguja de la maquina de coser,y bueno salgo dos minutos y lo tengo...o se terminaron los fosforos!! moraleja...siempre elijamos lo mejor de los mundos!! y eso tambien es lindísimo!! besos enooormes!!!!!!!!!!!ale

    ResponderEliminar
  21. ¡Hola Ana! ¿Qué tal?

    Me acabas de describir totalmente. Yo también tengo la idea romántica de vivir en el campo pero, una vez allí, si no tengo Internet me da algo, jajajaja.
    Es mi super sueño, y creo que también será imposible. Soy chica de ciudad. -_-

    No puedo ayudarte con tu logo porque ando algo falta de inspiración. Si se me ocurre algo te lo haré saber.

    Un besote. Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  22. Hola!!!
    Así que compartirmos a Paloma :) qué bien! Acabo de ver tu mensaje jajaj pues sí tomate urbano 100% :)
    Yo pienso lo mismo de ti y del campo, pero mira que mi Villa Tomate es pequeño y sin embargo da mucha lata, así que con grelos ya ni te cuento jabonera jajaj

    ResponderEliminar