sábado, 11 de febrero de 2012

Mimosas que anuncian la primavera

Me encantan las mimosas, su olor, su color, su simplicidad y a la vez su delicadeza. El amarillo es un color para mi modo de ver atrevido pero estas ramitas no me las puedo imaginar de otro color.


Todos los años en este mes suelo comprar en el mercado cuando voy a hacer la compra los sábados unas ramitas para ponerlas en casa y alegrar la vista y el corazón, en donde las tengo colocadas desprenden su olor y todo su colorido. Dan como energía.

Por otro lado deciros que me he quedado un poco preocupada por los comentarios de mi ultima entrada, tal vez no me supe expresar bien en cuanto a la palabra "deprimida" por no poder jabonear, es una forma de hablar o de expresarme, de deprimida nada de nada, y por supuesto que me dejo mimar por mi marido y doy gracias por tenerlo conmigo; bueno hoy ya ha hecho orejas (que es un postre típico del Carnaval de Galicia, al menos aquí en La Coruña, pues por ejem. en Orense ya no se hacen) y ahora ya esta con el pan, los croisants (que de verdad están de muerte) y la bica o bizcocho que también estaba buenisimo. Ya se esta pensando en tener su blog... no os digo mas.
Os dejo unas fotos de las orejas.



Menos mal que esto ocurre solo el fin de semana y que por la semana nos cuidamos de otra manera. No sé si os comenté que hicimos los dos la dieta Dukan, y adelgazamos los dos, a él se le nota más pues consiguió bajar 10-11 kg y yo 6-7 kg, ya sabéis esos que se nos colocan sobre todo a nosotras en la cintura, por ahora nos mantenemos los dos pero como siga haciendo esas cosas, no sé, no se.....

Yo mientras tanto sigo perfilando varias ideas que tengo en la cabeza con los jabones, estoy pendiente de recibir un molde que me han hecho especial para hacer jabones para las bodas, ya os lo enseñaré.

5 comentarios:

  1. Tengo una en el campo que es una prenda.

    ResponderEliminar
  2. Ay!! me encantan las mimosas, las había puesto es un post allá por febrero del 2010... madre mía!! cómo pasa el tiempo!! y esas orejas...qué pinta!!! pero qué post tan apetecible!jeje. Mua!

    ResponderEliminar
  3. Me encantan estas flores, son tan bonitas e inspiran tanta paz, son preciosas.

    Me alegra que estés bien de ánimo, Ana, me quedé algo preocupada; me parece genial que te dejes mimar, y que tu esposo sea tan encantador; a esas orejas nosotros les decimos torrejas ;)

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  4. Que bonita la mimosa, siempre que las veo me quedo embobada mirando y mirando.
    Las orejas seguro que acompañadas de una buena mistela de mi tierra y al calor de fuego sería un plan perfecto para el fin de semana; aquí las llamamos "Hojuelas" y se hacen en Semana Santa.
    Ah, y me alegro que lo de !depre¡ sea solo por cuestiones jaboneras.
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Vosotros todo orejas, yo soy toda oídos, je, je....creo que me he perdido tus días malos, pero para qué están las amigas sino para animarte cuando ya no lo necesitas, juas, juas... no sé, amiga, quizás es la época, el tiempo, el frío, pero como bien dices... tenemos la suerte de querer y ser queridas... venga, pasa receta y de la Dunkan, lo que no os comiérais, ja, ja... que no está el tiempo para despilfarros, jo, jo... Bss, amiga...

    PD estoy deseando ver lo que haces con el nuevo molde cuando lo tengas... seguro que es precioso... Bss

    ResponderEliminar