martes, 3 de julio de 2012

Jabón de Manteca de Karité.

Como ya comenté en varias ocasiones, los ingredientes principales en la elaboración de mis jabones son generalmente 4: siempre, aceite de oliva, de coco y manteca de Karité, y casi siempre aceite de palma, no son ninguna novedad, pero sin ellos no podría hacer jabones.

Tenia ganas de hacer un jabón de manteca de Karité sin ningún otro aceite extra adicional.  Así que manos a la obra, un jabón muy, muy sencillito pero con un gran poder: aceite de oliva, aceite de coco y manteca de Karité, nada más y nada menos. Pero este jabón es especial pues la manteca de Karité que utilicé es sin refinar y de origen orgánico.
Os pongo una foto de las dos mantecas que uso, la blanca es refinada,  y la mas oscura como de color marfil o vainilla es sin refinada.


Las dos tienen un olor característico, mas fuerte la orgánica que la refinada y las dos son estupendas para la piel: ayuda a protegerla de las radiaciones UVB y UVA, en anti-irritante lo que es muy conveniente para pieles que enrojecen con facilidad, con tendencia alérgica, tiene una gran capacidad hidratante y emoliente, para pieles secas es ideal y adecuada para la piel en climas de frío extremo. Además de muchas otras propiedades, la manteca de karité es no comedogénica esto quiere decir que no bloquea los poros de la piel.

¿Por qué elegir entre una u otra? solo es una cuestión de pureza por así decirlo.

Como podéis observar el jabón no es nada especial en cuanto a la estética, y su color es parecido al de la manteca. Aceites esenciales de lavandin, espliego y mandarina hacen de este jabón un aliado perfecto para la piel. Ahora vamos a esperar como mínimo 4 semanas antes de usarlo.

17 comentarios:

  1. Pero si pensé que eran ricos helados de verano, ja ja..pero no es rico jabÓn del bueno, del de la jabonerita!!! bss

    ResponderEliminar
  2. Ay, Ana, te iba a decir que al leer "manteca" lo hice mal y pensé que era mantecado, como también le dicen a los helados, y no hubiera estado muy errada porque casi lo parece en esas copas :)

    Me encanta el olor del aceite de coco, también a mi madre, así que ya me imagino lo rico que debe de oler.

    Espero que sigas así, siempre innovando.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. pues a mi me gusta mucho el color que han quedado los jabones!!mejor sin refinar.. como en la comida para que mantenga todas sus propiedades, por esto yo como todo integral!!

    ResponderEliminar
  4. Que pinta de cremoso y natural!!Parece que nos hemos puesto de acuerdo, yo también he publicado uno de Karité,jaja.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Mmmm... parece que podemos olerlo... jeje... Por fin tengo algo de tiempo para visitaros y aquí estoy, con ganas de leeros... y por supuesto, no podía faltar mi visita a mi Jabonera :) Muuuuuuaaaaa!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Ana María! Divinos tus jabones como siempre..... me encantaron los de la boda, y que suerte que se hizo ya! Te cuento que no pude llegarme a tu tierra, y será quizás la proxima vez! Fue un viaje muy corto esta vez y mis días largos fueron para mis nietos en Estocolmo. Ahora, y ya de vuelta sigo disfrutando de tu arte! Besos, Gloria.

    ResponderEliminar
  7. No importa la apariencia, como bien dices lo principal son las propiedades que tiene el jabón, me parece muy intersante que no tape los poros de la piel y que tenga protección contra los rayos UVA, estas dos características son más que suficientes a mi modo de ver.
    Besos, guapa.

    ResponderEliminar
  8. Me encantaron!! simples y blancos, una belleza.
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Ana...pero que dices si tienen una pinta riquísima, ahí puestos en las copas parecen helados a punto de hincarles el diente...jajajaja!!! me apuesto lo que quieras que deben estar "deliciosos"...
    Un besazo y Feliz finde guapaaaaa!!!!

    ResponderEliminar
  10. El mundo del jabón debe ser fascinante ,siempre incitándote a probar nuevas fórmulas
    Se nota que disfrutas mucho haciéndolo
    Un Abrazo

    ResponderEliminar
  11. Que genial, que aspecto mas natural y suave.

    ResponderEliminar
  12. Hola Ana,
    Que jabones maravillosos, me imagino la cremosidad, me encanta la manteca de karité, es tan buena para la piel.Felicitaciones por tan lindo trabajo.
    Besos
    Carla

    ResponderEliminar
  13. hola Me ENCANTO el post anterior te quedaron DIVINOS!!...que trabajito no?!
    un beso grande
    Anabella
    My Washi Tape
    xoxo

    ResponderEliminar
  14. buenos dias!!!
    me gustaría recomendarte que pases por mi nuevo blog sanaynaturalmente.blogspot.com.es y me sigas desde allí(cosmética natural, recetas,remedios..).besitos

    ResponderEliminar
  15. Hola Ana, cuánto tiempo !
    Los jabones pintan genial y, aunque digas que no, a mi su estética me gusta {el color beige está entre mis favoritos}. Por cierto, le he dado tu nombre y tu dirección de blog a la autora de 'Pompas de ideas' (www.pompasdeideas.blogspot.com). En su blog pregunta si conocemos a gente con blogs de jabones para dedicarles una entrada, y enseguida he pensado en ti. Espero haber hecho lo correcto, como me gusta tanto lo que haces, he creido que a los demás también les gustará conocerte. Y también le he comentado que haces unos 'packagings' monísimos !
    Besos,
    Marta

    ResponderEliminar
  16. Tal vez te parezca que este jabon no sea atractivo desde el punto de vista profesional, pero a mi me encanta. Es simple, se lo ve muy natural y me hace pensar en esos negocios nordicos con cosas super caras!!!

    ResponderEliminar
  17. me podrias decir qué porcentaje de karite has utilizado porqeu yo el que he hecho al ortarlo se me resquebraja. Creo que utilizado un % demasiado elevado. te agradezco tu ayuda. Un abrazo
    Elisa

    ResponderEliminar