lunes, 24 de septiembre de 2012

Nuevas Velas de Masaje

Ya está aquí el otoño, llega la lluvia, tirarse en el sofá y cubrirse con una mantita  y dejarse llevar por el sopor al mediodía después de comer los sábados y domingos claro, pues por la semana está prohibido, me encanta el otoño, aunque haga buen dia y soleado el sol no es tan brillante como en el verano y ya sientes mas la necesidad de estar en casa al menos eso es lo que me pasa a mí durante el otoño.



Nada mejor que unas velas de masaje para poder usar sino a diario, pues el ajetreo nos lo impide, sí al menos el fin de semana que siempre hay más tiempo.  Después de una ducha, queda la piel hidratada y perfumada; o si tienes con quien compartirla: una cita romántica y quien sabe en qué acabará la noche. ¿Te imaginas algo cálido cayendo encima de tu espalda y luego extender esos aceites por tu cuerpo?


Estas dos velas son para regalar a dos masajistas profesionales, nadie mejor que ellas para saber como resbala un aceite en la piel.

Cera de soja, aceite de albaricoque (que me sigue rechiflando) y manteca de karité bio.

Como me ha sobrado he aprovechado también para hacer 2 perfumes solidos con olor a lavandin y mandarina, que ahora mismo no os puedo mostrar pues me parece que estoy llevando un disgusto de la leche (como se suele decir); me parece que tengo estropeado el disco externo en donde guardo todas las fotos, me parece que tengo sobre 4000 o algo similar, si ois un rugido grande soy yo.

4 comentarios:

  1. Una propuesta interesante y completa.

    ResponderEliminar
  2. No hay nada mejor que dar masajes en la espalda y "alrededores" a una mujer.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Pues iene que ser una delicia,y mas con esos aromas...
    saludos!!

    ResponderEliminar
  4. ME has puesto los dientes largos, ea, me voy a que me den un masaje... ya te cuento... Bss

    ResponderEliminar