lunes, 29 de octubre de 2012

Agradecer, agradecer y más

Es el titular: agradecer, no sabéis bien como me han emocionado todas vuestras palabras, es algo increíble, ahora pasado una semana estoy tranquila, estamos asumiendo nuestra realidad, y con paz dentro de mí (no lo escribo por escribir, así estoy en paz) tengo tanta seguridad en que todo va a ir bien, no sé explicar el porque, tal vez esa seguridad la va dando los años, el vivir situaciones no muy buenas pero que siempre hemos salido de ellas y siempre para mejorar, claro la mejora no la ves ahí ya, pero está a la vuelta de la esquina hay que seguir andando para que cuando menos te des cuenta ya la estas viviendo; así que por eso estoy tranquila; aunque sé que la situación actual no es la misma que hace 13 años pero en cambio tengo paz interior. Vuestras palabras, las de mi familia y amigos no han llenado el alma.  Gracias, gracias y muchas gracias.

Me encantaría a todas, al menos las que me habéis dejado un comentario, mandaros un paquete con jabones, evidentemente ahora mismo mi situación no está para ese gasto; lo único que os puedo mandar es el deseo de que en cualquier momento del día os sorprenda un olor, una fragancia que os llene de alegría en ese momento; ese olor y ese aroma os lo envío yo que lo sepáis. Os dejo con una de mis flores favoritas: la lavanda aporta paz y tranquilidad y su olor hará que os relajéis antes situaciones que os parezcan dificiles.



Ahora mismo mi mente está bloqueada a mis deseos, soy incapaz de pensar en mi mundo jabonil, al menos de pensar como lo hacia hace 2 semanas, cuando en algún momento me viene a la cabeza algo relacionado con lo que quiero hacer y con mis sueños me siento bloqueada y como pensando en algo irreal que es ajeno a mi.

A veces pienso que con todo lo que he conseguido a pocos no puedo dejarlo, pues si no ¿qué sentido tendía haber llegado aquí?, entonces esa piedra tan grande que se me ha puesto o la escalo o hago un túnel y paso por ella, no sé ya veremos espero ir despejando mi mente, Y en esa estábamos y estamos cuando se ha producido una noticia muy importante para mí relacionada con los jabones, es una alegría tan tan grande que pensar que hacia una semana estaba llorando y ahora estoy con el corazón que se me sale de su sitio de la alegria que tengo.


No os puedo contar mas hasta al menos el viernes a la tarde o el sábado como mucho, de verdad que es algo impensable que nunca me lo hubiese imaginado, pero es algo grandisimo y que esta semana voy a estar atacadisima de los nervios y con un nudo en el estomago.

Gracias a todos por estar ahí.

lunes, 22 de octubre de 2012

Erase una vez... cuando la vida se te pone patas arriba

Erase una vez una familia: un matrimonio y dos hijos en la adolescencia, uno de ellos para entrar en la Universidad en dos cursos.

Esta pareja es como las que hay por ahí a montones: la suerte quiso que los dos trabajasen, pagasen su hipoteca religiosamente, sus facturas, comían todos los días, en fin nada nuevo; él participaba activamente en el colegio de sus hijos, tanto en las actividades educativas al formar parte del Consello Escolar del Colegio, como de las deportivas al ser el presidente del Club que realiza dichas actividades. La mujer aparte de su trabajo y de las labores domésticas (tarea compartida con el marido) también realiza su tarea más impotante y hace lo que mas le gusta, incluso esta pensando en dejar su trabajo por cuenta ajena y lanzarse a la piscina.

Todo se puso patas arriba la semana pasada, él ya no aguantaba mas y le dijo a su mujer que el día anterior le habían comunicado de su empresa que dejaban de contar con él, después de casi 10 años; su mujer no daba crédito a sus palabras le parecía que le estaba hablando de otra persona, no de él;pero no, le hablaba de él.

El día siguiente fue peor que el anterior pues se iba haciendo uno con la noticia.

El le recordó que ya es la segunda vez que pasa esto y que es la segunda vez que ella quiere irse de donde esta. Con gusto ella se cambiaria por él, la que quiere irse es ella no él.

Cuando uno se desahoga esta mejor. Ella lucha todos los días por ser una persona positiva y ver el lado positivo de todas las cosas, incluso esto que ha pasado tiene que tener un sentido, una respuesta, un porqué, un aprender algo quizá; por ahora no lo ve, pero seguro que aparece en cualquier momento.

La vida nos pone a todos a prueba, tal vez es cuando nos damos cuenta de que pasta estamos hechos cuando llega algo a tu vida actual que hace que todo parezca un lío; podemos quedarnos en plan víctima y mirar hacia atrás o bien ser víctima un día o dos para desahogarte y asumir lo que pasa  y luego seguir el camino de tirar para adelante con optimismo.

Este relato es real nos está pasando a mi familia y a mí; no quiero ser víctima, y todavía estoy asumiendo la realidad que ahora tengo; quiero estar bien por dentro para que mi marido también lo este y por mi propio bienestar personal, ahora mismo me resulta difícil pensar en mis planes y mientras escribo me estoy conteniendo las lágrimas; si antes lo veía difícil pero posible,  a día de hoy no quiero decir que sea imposible pero es como una cacho piedra que se me ha puesto en el camino y no sé si voy a ser capaz de moverla, no lo sé. Parece que el destino me ha vuelto a poner a prueba por segunda vez con lo que quiero hacer.

Se que vamos a salir de esto porque hemos salido de cosas peores y siempre ha resultado todo mucho mejor que antes.