martes, 25 de junio de 2013

Jabón de Lavanda

Desde hace tiempo tenia ganas de hacer este Jabón, solo de lavanda; creo recordar que fue uno de los primeros que hice cuando empecé a elaborar jabón y no volví a repetir; es verdad que tengo varios jabones en los que utilizo el aceite esencial pero siempre mezclado con otros aceites; en este caso es solo con aceite esencial de lavanda y a pesar de que, tal vez, penséis que es un olor un poco cargante, en el jabón resulta totalmente suave.


Bautizado como Provenza en honor a los campos de Lavanda existentes en la región francesa de la que estoy enamorada y a la cual tengo unas ganas locas de ir.

Como comprobareis sigo sin utilizar colores en los jabones. Insisto en que me encanta el color en los jabones, pero en mi caso es una cuestión de que me admira y me gusta más el color que adquieren por si mismo dependiendo de los aceites vegetales y esenciales que utilizo. Todos son distintos, no tengo uno igual a otro y aparte de ello creo que se adecuan mas a mi filosofía de lo mas natural posible, aunque tampoco quiero ser mas papista que el papa como se suele decir.

4 comentarios:

  1. Me encanta el olor de la lavanda, me trae buenos recuerdos, es curioso como un aroma puede significar tanto. En realidad, estoy de acuerdo contigo en que el jabón luce mucho mejor sin colorantes artificiales, se ven preciosos, naturales, y artesanales, que es lo que son, por supuesto.

    Te deseo muchos éxitos en tus proyectos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. A veces, me enfado con este mundo digital, y siempre, siempre que entro en tu blog no soporto que no me lleguen los olores de tus jabones... que no!! que yo quiero olerlos!! je, je... Bss

    ResponderEliminar
  3. Esos campos de lavanda están para deleite de la vista y el olfato,ya tienen que estar a punto....me encantaría verlos.

    ResponderEliminar
  4. Mmmmmm... lavaaaanda! qué rico :) adoro el olor a lavanda.

    muuua!

    ResponderEliminar