martes, 22 de octubre de 2013

Bálsamos naturales

En este mundo en el que estamos viviendo nos acostumbramos a usar productos en los que prima mas el olor, el color e incluso el sabor en el caso de los bálsamos y nos olvidamos de lo que realmente importa que es la calidad y eficacia y sobre todo qué clase de productos usamos en contacto con nuestra piel.

Así como en principio buscamos productos de calidad para nuestra alimentación y generalmente no comemos comida basura pues los efectos los vemos constantemente, pues para nuestra piel también tenemos que buscar productos que sean amigos y no enemigos de la misma.



La vaselina es una mezcla homogénea de hidrocarburos saturados de cadena larga. Generalmente, cadenas de más de 25 átomos de carbono, que se obtienen a partir del refinado de una fracción pesada del petróleo. La composición de dicha mezcla puede variar dependiendo de la clase de petróleo y del procedimiento de refinado.
El grado muy refinado (vaselina blanca) se usa en la industria farmacéutica y cosmética, como lubricante o como base para la preparación de cremas, respectivamente, y presenta un aspecto ceroso de color blanquecino transparente. (Fuente:http://es.wikipedia.org/wiki/Vaselina

No voy a hablar ya más de la vaselina, solo pongo el ejemplo del tabaco que aunque está autorizado legalmente, a la larga mata.

Otro día hablaremos de las barras de labios y su composición e incluso de las lacas de uñas.

Os pongo una receta receta que utilizo para bálsamos, sale 20 unidades mas o menos de 15 ml. En caso de menos unidades dividir por el número que se quiera.

Ingredientes:

Cera de abeja: 40 grs.
Manteca de Karité 80 grs.
Manteca de Cacao 20 grs.
Aceites; 160 grs. En cuanto a los aceites es cuestión de probar, con el de almendras solo va bien, pero también podemos dividir estas cantidad entre 2 aceites, por ej. rosa mosqueta, aguacate (aunque yo pongo menos de la mitad)
Fragancia: suelo usar aceites esenciales.

Estas son mas o menos las cantidades, es cuestión de hacer unas pequeñas variaciones e ir probando.

No tenemos mas que un cuerpo y una piel. 



4 comentarios:

  1. El aceite de rosa mosqueta es fotosensible, mejor no ponerlo en un bálsamo.
    También hay que tener cuidado con los aceites esenciales que son fotosensibles.

    ResponderEliminar
  2. Qué genial, Ana, gracias por la receta, me encantaría intentarlo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Ana. Una pregunta: los aceites esenciales ¿son los que venden en perfumerías o unos especiales?

    ResponderEliminar
  4. Qué bien me vendrían ahora para estos fríos que comienzan querida mía... Feliz noche de santos y tal.. Bss

    ResponderEliminar