miércoles, 11 de diciembre de 2013

Jabones con alma

¿Sabias que los jabones tienen alma? ¿A qué no lo sabias? Pues es verdad, esto tan bonito es lo que me dijeron hoy de los míos, desde el mismo jabón hasta su presentación: tienen alma; casi se me ponen los pelos de punta al pensarlo.

Creo que no hace falta que os explique lo que significa, lo sabéis de sobra. Dios mio que alto se me ha puesto el listón o lo he puesto yo sin darme cuenta, no lo sé.

Y ahora os muestro un jabón super, super grande que elaboré el fin de semana en un molde que me hizo Maku de Jabones de Casa, experta en jabones y experta en moldes; ya por fin me atreví a estrenarlo y lo hice con el jabón Mojito que como es fácil sin que se acelere la traza ni pase nada raro a lo largo del proceso de elaboración. Como veis casi no me cabe en el encuadre para la foto.


¿Cuánto os imagináis que pesa? Pues nada más y nada menos que 10 kg 400 gr. Veremos quien es el guapo que lo corta primero en barras, pero para eso ya tengo en marcha a otra experta jabonera a ver si me ayuda a solucionar el problemilla.


2 comentarios:

  1. Creo sinceramente que todo aquello que hacemos con dedicación y amor tiene un poco de nosotros y, por lo tanto, alma. Estoy segura de que tus hermosos jabones tienen muchísimo de ti.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Madre mía que grande, todo lo que hacemos con amor le dejamos nuestra huella y un poco de nosotras impregnado en el.

    ResponderEliminar