lunes, 10 de noviembre de 2014

Mis primeros champús

Bueno por fin me he decidido y este fin de semana me ha tocado hacer champús,  me ha dado pereza hasta ahora porque pienso que es un poco más complicado que hacer jabones, pero la verdad los champús son bien fáciles de elaborar.

Hice dos: uno de avena y miel con aceite de almendras todavía no lo probé, pero sirve para toda la familia, es un champú suave.

Y el de ortiga verde con aceite vegetal de comino negro. La verdad nunca había oído hablar de este aceite ni por supuesto me imagine su existencia. Es un aceite que sirve para frenar la caída del cabello y en uso cosmético para pieles secas, agrietadas o irritadas. También llevaba entre sus ingredientes cerveza, pero me quedé sin ella, aunque llevaba tiempo en la nevera, mi marido ha tenido la misma idea que yo y la utilizó para hacer pollo.
Este champú es ideal para usar en esta época del otoño en que el pelo suele caer con más frecuencia por el cambio de estación.  

Una de las cosas que me parecen mas complicadas de hacer es medir, pues son cantidades pequeñas, incluso hablo de menos de 1 gr., cuando en los jabones menos de 50 grs. no suelo usar en ingredientes, por lo que hay que tener mas control y cuidado a la hora de pesar.

1 comentario:

  1. Te felicito por atreverte a dar este nuevo paso, me gusta todo lo que cuentas, esos champús quedarán estupendos.

    Un besazo y muchos éxitos.

    ResponderEliminar