lunes, 29 de diciembre de 2014

Nuevas Expectativas para 2015

Bueno otro año que se nos escapa. Podría decir lo típico de que espero que el año 2015 sea si no mejor, al menos igual, pero no me sale decirlo.

Las que me conocéis a través del blog o bien algunas personalmente sabéis que procuro ser optimisma y ver el lado bueno de las cosas y ver siempre algo positivo en todo lo que me rodea.

Llevo como dos años que me resulta complicado hacer esto. Sí, efectivamente desde que mi mister quedó en el paro, no es ninguna novedad en estos tiempos ¿a qué no?.

Los he ido llevando creo que bien, pero este año alcancé ya el pico, y por una tontería que me paso noto que tengo un gran desgaste emocional  pensando que estaba bien, a fuerza de querer estar bien para que los de mi alrededor lo estén también.

Te desgasta ver como a tu mister lo llaman para entrevistas a todo lo largo y ancho del país, que suerte ¿verdad? sí es una suerte, te respondo; pero luego ves que ninguna cuaja, ves que tu mister se pasa unos días fuera de casa para ir a esa entrevista viviendo como puede esos días para luego venir con las manos vacías siempre. Me paro aquí y volveré a escribir de nuevo porque me puede la emoción y no puedo seguir.

Sigo: ¿cómo es posible que a una persona no se la deje vivir? si vivir, sin más ¿qué no se le de la posibilidad de vivir en vez de sobrevivir, que es lo que pasa ahora? ¿como puede ser que este puñetero gobierno de una miseria porque tienes hijos a tu cargo y porque (que suerte) que en el conjunto de la renta no tengas 24 euros mas que si no ni quiera tienes derecho a eso; y si llega a estar separado como ya no tienes hijos a cargo tampoco ¿entonces no tienen derecho ni siquiera a sobrevivir? Yo no quiero vivir de subvenciones ni de ayudas, lo único que quiero es que mi marido tenga su trabajo.
Aún le quedan años por trabajar y demostrar lo que vale; su experiencia que es mucha, parece que no le interesa a nadie; la verdad no sé de qué depende entonces.

A mi nadie me vino a rescatar, eso sí a los bancos mejor no dejarlos caer pues menudo caos que se iba a crear; mi hipoteca la tuve que volver a negociar pero también después de dar aviso y ni puñetero caso, dejar de pagar es lo mejor para negociar; el caos que esto trabajo a mi vida es igual, que más da.

Aún le quedan años por trabajar y demostrar lo que vale; su experiencia que es mucha, pero no sé de qué depende de que le den trabajo, solo espero ya un milagro, y ahora mismo hasta me resulta complicado pensar en milagros.

Se que hay personas que están mucho peor, lo sé; pero no necesito personalmente estar sobre ello constantemente porque sinceramente me llega lo mío y sé lo que estamos pasando.
En todas las cosas que he vivido a lo largo de mi vida, creo que nunca he ido de víctima porque no me considero víctima de nada, y ahora aún estando así tampoco la verdad, pero a veces me dan ganas de dejarme caer en picado:es fácil ahora mismo, pero también sé que si lo hago desde abajo no veré nada de lo que hay arriba y que es difícil subir.

Es que necesito sacar todo esto de dentro para vaciarme a ver si el año que viene lo lleno con otras cosas, pero estoy tan cansada por dentro que ni siquiera sé de qué lo voy a llenar.

Me vacío por dentro porque mientras no lo haga creo que no va a ser posible que quepa nada nuevo.

Estoy feliz cuando no pienso en nada en concreto, cuando tengo la mente en blanco y solo me doy cuenta de que estoy bien por dentro en ese momento, entonces aprecio mucho esos momentos; así que tengo que aprovechar esas ocasiones en las que soy consciente de que no estoy pensando en nada en concreto.

Pocas ganas la verdad tengo de fiesta, pero ahora pensando en el fin de año creo que lo voy a celebrar bien celebrado, al menos para dejar marchar este año con mucha alegría y tener un resquicio de esperanza para que el siguiente nos ofrezca otras posibilidades, no sé si mejores, al menos distintas.

Ya sé que todo este rollo no tiene nada que ver con lo que hago habitualmente pero todo esta muy relacionado pues Aureana es parte de mí.

No sé si tú que me estas leyendo estas mejor o peor o en qué situación estás.  En todo caso, no te dejes caer despide el año con mucha alegría, pero sin rencor, sin furia, y estén a la expectativa de lo que nos deparará el 2015.

Un abrazo para todos/@s.

2 comentarios:

  1. Ana, lamento mucho que estos últimos años resulten tan difíciles para ti, tu esposo, tu familia; creo que ninguna palabra alcanza a expresar cuánto lo siento. Entiendo tu ira, tu indignación, pero de la misma forma respeto y admiro tu capacidad de sentir esperanza y de plantar cara a estos tiempos. La vida es dura y se encarga siempre de recordárnoslo de una u otra forma, pero creo que mientras el espíritu se mantenga fuerte, nada es imposible. Te envío mis mejores deseos para ti y los tuyos, espero que el nuevo año sea mejor en todo sentido y que de estos solo queden esas malas experiencias como un recuerdo pasado.

    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  2. Querida Ana María
    Si estuviera en mis manos ayudarte lo haria sin dudarlo....Te envio todo mi cariño y te pido que nunca pierdas la esperanza ,la vida nos da palos a cada uno de distinto tipo,pienso que es para fortalecernos y ser mejores aunque no entendamos nada!!!!
    Me alegro que sigas con tus jabones,aún tengo guardado el que me mandanste perfumando mi cajón y ahí estará siempre
    Un Beso enorme

    ResponderEliminar