jueves, 29 de enero de 2015

Jabón de Argán

El aceite de argán es conocido como el oro líquido de Marrucos; es un aceite que se puede usar para la cara, para el cuerpo e incluso en el pelo.
Es hidratante. El argán es rico en ácidos grasos, que ayudan a mantener una buena hidratación en la piel.
Es nutritivo. La elevada presencia de vitaminas antioxidantes como las vitaminas C o E, también conocida como tocoferol, y otros nutrientes esenciales, cuidan las diferentes capas del cutis. 



Es un potente antiedad y regenerador. La acción antioxidante de las vitaminas ayuda a restaurar el metabolismo natural, reduciendo las arrugas, mejorando el estado de la piel y conservándola suave y tersa. 
Penetra fácilmente y no obstruye los poros, actuando en las capas más internas.

En el pelo, aporta brillo y fortaleza al cuero cabelludo, lo hidrata y como resultado se obtiene un cabello con el volumen ideal.
Este jabón está pensado para la cara de los cutis secos y maduros, pero también tiene utilidad en la ducha diaria.
Este aceite está dentro del grupo de mis favoritos, lo uso con frecuencia para hidratar la piel después de la ducha con una mezcla de aceite de germen de trigo o de sésamo y algún aceite esencial que me gusta tipo lisea cubeba, lavanda, naranja, incienso, mirra, etc.

2 comentarios: