viernes, 25 de septiembre de 2015

Jabón para la ropa

Y para terminar la semana ¿qué tal un jabón para la ropa?

En enero de este año he elaborado un jabón especifico para la ropa.

Como os comenté en una entrada de ese mes lo hice con aceite de oliva limpio pues en mi casa apenas freímos y no tengo aceite suficiente para elaborar jabón. Asi que compré aceite de oliva lo mas barato posible y elaboré el jabón.

Después de rallarlo (que me costo bastante por cierto: una tarea tediosa para mí) y dejarlo reposar,moviendolo de vez en cuando para airearlo ya lo he usado ahora en agosto y me ha gustado el resultado, ya me estoy quedando sin él otra vez. Cuando lo hice emplee la siguiente fórmula que he visto en una página que hacen jabones como yo, pero no recuerdo en donde, si la creadora lo lee que me lo diga por favor que no quiero yo ser la creadora de esta receta que no es mía.

Ingredientes:

Aceite de oliva (si es del usado en casa, limpiarlo antes de usar): 3.000 gr.
Agua destilada 3.000 grs.
Sosa: 500 grs.
Percarbonato: 500 grs.

El que hice yo use solo la mitad de todos los ingredientes.

Como siempre hay que tener cuidado y cumplir las medidas de seguridad. La sosa se mezcla en el agua (NUNCA al revés), cuando se haga esta mezcla hacedlo en un lugar aireado o si es en la cocina con las ventanas abiertas, con cuidado se va volcando la sosa y removiendo, alcanza una temperatura muy alta por lo que cuidado con que no os salpique, hay que utilizar guantes, una mascarilla (para no respirar los vapores que suelta la mezcla) y mejor hacerlo con una vestimenta de manga larga.

Cuando la mezcla se enfríe (que con estas cantidades tardará un buen rato) yo la suelo colar al ir volcandola sobre el aceite que ya tendremos preparado y pesado. Lo de colar lo hago con todos los jabones siempre puede quedar una pequeñísima cantidad de sosa sin deshacerse o bien al estar con la ventana abierta puede entrar algo de suciedad en el ambiente, etc. Y después de esto empiezo a remover con unas varillas y luego ya me paso a la batidora. 

Después de batir y descansar varias veces, por fin viene lo que denominamos la traza: como cuando hacemos mayonesa que se va poniendo gordita, pues aquí igual, una vez alcanzada le añadí el percarbonato, integrandolo en la mezcla y listo, el molde ya preparado y forrado: sin complicaciones puede ser una caja de zapatos forrada con papel de horno y dejar hasta que solidifique que si todo va bien menos de un día ya esta para cortar: debido al percarbonato el jabón parece que se os deshace.

Antes del lavado tradicional, muchas veces es necesario tratar las manchas difíciles en los tejidos con un producto que las ablande o las disuelva y posteriormente lavarlo con el detergente. Los productos ideales para disolver estas molestas manchas difíciles, contienen percarbonato de sodio como ingrediente en su fórmula.
El percarbonato de sodio es un tipo de compuesto de carbono de sodio y peróxido de hidrógeno que se descompone generando oxigeno, agua y carbonato de sodio. (Fuente: QuimiNet)

Espere a rallarlo hasta que el jabón estaba practicamente seco: un mes o mas pues como veis lleva mucha agua y además al hacerlo en invierno hay mas humedad. Esta fue la tarea que menos me gusto la verdad, y después de rallarlo hay que moverlo de vez en cuando para que no se apelmace y se vaya secando todo por igual. Y después de 8-9 meses a usarlo.

Esta vez voy a hacer estas cantidades pues la verdad con el tiempo que tarda en poder usarse compensa hacerlo en grandes cantidades.

2 comentarios: