miércoles, 9 de septiembre de 2015

Mantecas: II Manteca de Cacao


Hoy introduzco la II entrega de las Mantecas.

Si te has perdido la primera aquí está

La manteca de cacao proviene de Costa Rica y de la República Dominicana, cuyas producciones de cacao representan alrededor del 90% de los ingresos de las comunidades locales.

Los árboles de cacao se crían en climas cálidos y lluviosos en zonas ecuatoriales y subtropicales. El cultivo del cacao es delicado y muy sensible a cambios climáticos, por lo que hay que proteger el cultivo del sol y del viento.

Estos árboles necesitan al menos 3 años para empezar a dar fruto, alcanzando su máxima productividad a los 10 años y están dando su fruto de forma regular durante más o menos 30 años. Al crecer en la zona ecuatorial, los frutos pueden estar dándose durante todo el año, encontrando frutos maduros de cacao junto a frutos verdes, aunque la recolección principal es desde abril a junio que es cuando más llueve y se hace de forma manual

Se cortan las vainas las cuales contienen entre 20 y 50 semillas de color crema.
A partir de ahí, comienza el procesado de la semilla para convertirla en una pasta y posteriormente en un aceite que cristaliza en manteca de cacao.

La manteca de cacao, también llamada aceite de theobroma, es la grasa natural comestible procedente del haba del cacao, extraída durante el proceso de fabricación del chocolate y que se separa de la masa de cacao mediante presión. La manteca de cacao tiene un suave aroma y sabor a chocolate. El cacao es el único sólido que se funde en el chocolate y su punto de fusión coincide con la temperatura corporal de los mamíferos.

Usos cosméticos:
Es un aceite suavizante, hidratante y nutritivo para la piel. Lo conocemos de siempre por el uso de la típica barra de cacao que utilizamos para los labios agrietados. También se usa como base para hidratantes corporales, tintes naturales de Henna, cremas cosméticas, jabones, etc.
La manteca de cacao tiene propiedades humectantes, hidratantes, antioxidantes, tonificantes, regeneradoras y revitalizantes, además ayuda en tratamientos de eccemas y dermatitis. Entre los antioxidantes encontramos la vitamina a, e y c, las cuales se encargan de actuar contra los radicales libres combatiendo el envejecimiento prematuro de la piel. También contiene minerales como calcio, potasio, magnesio, hierro y zinc, entre otros.


Jabón de Manteca de Cacaco de Aureana

La manteca de cacao es ideal para hacer mascarillas para cabellos castigados o quebradizos debido a sus nutrientes y ácidos grasos esenciales. Una mascarilla a la semana y en un par de meses el cabello parece otro. Se aplica antes de lavarlo en todo el pelo y se masajean bien las puntas. Luego se cubre la cabeza con un gorro de plástico y se mantiene al menos una hora (hay quienes duermen con la mascarilla toda la noche). Después, se lava con normalidad hasta que el cabello quede muy limpio.

Forma una capa protectora de la humedad natural y aceite en la piel protegiéndola de los elementos externos.
Las personas que viven en regiones con condiciones climáticas adversas suelen aplicar una fina capa de manteca de cacao en la piel con el fin de evitar daños en la intemperie.
Personalmente la utilizo para elaborar el jabón de Manteca de Cacao a la canela y para los bálsamos labiales y me gusta más usarla en pastillas que en bloque pues me resulta más complicado en este caso su uso debido a su dureza y su olor es increíblemente maravilloso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario