lunes, 19 de octubre de 2015

A los 3 años

Hoy no voy a escribir acerca de jabones, ni de aceites esenciales ni de todo este mundo que me apasiona.

Hoy quiero escribir acerca de unas reflexiones personales sobre los tres años que han pasado desde que mi mister se ha quedado sin trabajo, como ha cambiado nuestra situación y vida, tanto en el aspecto familiar como personal.
La vida puede cambiar de un día para otro.

Se puede decir que la vida es como un rio: el agua siempre se va moviendo y si en un determinado momento queda estancada hasta puede oler mal. El agua del rio puede correr de una manera tranquila (pero siempre está en constante movimiento) o puede ser que el agua tenga turbulencias y entonces tengas que hacer esfuerzos para no volcar.

Así que sí podríamos decir que en mi caso ha sido así.

¿Que te pasa por la cabeza cuando recibes la noticias de que tú o alguien cercano a tí ha perdido el trabajo? primero no te lo crees, piensas que es una broma; pero no, no es una broma; después confías en que la situación se resuelve en nada: al principio te lo puedes tomar como una especie de vacaciones pero conforme pasa el tiempo ves que esta situación es muy real. Además es algo que tú no puedes controlar, es algo que te ha venido impuesto, no eres responsable de esa situación.

Después ves que las relaciones se van deteriorando o tal vez ya estaban deterioradas pero ¿qué pasa? con el día a día, correr de un lado a otro, trabajo, casa, actividades no te das cuenta, no te paras a pensar qué pasa (si es que pasa algo), sigues tu vida como una autómata desde que te levantas hasta que te vuelves a levantar al dia siguiente, no tienes un momento para reflexionar, para pensar precisamente en tu vida. Así que también sales un poco tocada porque te vas encerrando mas en tu mundo y no cuentas lo que te pasa, es difícil sacar información, cada uno va por su lado.

Hasta que llega un día en que estallas por alguna cosa que sucede y entonces todo se pone todavía mas patas arriba y no queda otra que hablar (si es que quieres arreglar las cosas) y precisamente si solucionas esto o tratar de solucionarlo todo lo demás vuelve a ponerse en su lugar o en otro, pero sabes realmente qué es lo importante.

Después de estos tres años ¿que mas puedo decir? pues lo voy a decir, que soy mas feliz ahora que hace tres años, a pesar de que nuestra situación financiera por así decirlo es distinta, y sí: soy partidaria de vivir dia a día, no hago planes para ni siquiera una semana; sí tengo expectativas, (aunque parezca que se contradiga con lo anterior) agradezco cada dia todo lo que tengo tanto en el aspecto material como por las personas que me rodean, cuando me meto en la cama a la noche aprecio y agradezco tanto tener una cama.....
El dicho de que la vida puede cambiar de un día para otro no puede ser mas cierto, el caso es como vivimos ese cambio.
Sé que soy mas fuerte (aunque sinceramente no siento nada especial) porque he resuelto cosas que nunca pensé que pudiera resolver de la manera en qué lo hice, mi mayor "preocupación" dia a dia es estar y sentirme bien, pues sé que esto también repercutirá en los demás que me rodean, creo que me paro mas en reflexionar y meditar acerca de muchas mas cosas.

En fin, dicen que las cosas suceden por algo; cuando comencé a vivir este cambio no encontraba el porqué, me preguntaba qué podría sacar de positivo de esta situación, ahora al cabo de estos tres años ya lo sé.

Todo esto lo escribo no para quejarme, al contrario siento realmente agradecimiento de haber pasado por esta situación aunque me ha causado dolor, pero he llegado a donde estoy ahora debido a ese río de aguas turbulentas.

Acabo con una cita de unos de mis autores favoritos:


Habrá un tiempo, no muy lejos de aquí, que vas a mirar hacia atrás en esta fase de tu vida y en lugar de condenarla o golpearte en ella ..... 

En lugar de culpar o sentirte culpable, sentirás APRECIO por ella, porque comprenderás que un deseo renovado de la vida nació de este período de tiempo que te llevará a las alturas físicas que no podrías haber logrado sin el contraste que dio origen a este deseo.
AbrahamHicksFrasesDiarias

No hay comentarios:

Publicar un comentario