jueves, 29 de enero de 2015

Jabón de Argán

El aceite de argán es conocido como el oro líquido de Marrucos; es un aceite que se puede usar para la cara, para el cuerpo e incluso en el pelo.
Es hidratante. El argán es rico en ácidos grasos, que ayudan a mantener una buena hidratación en la piel.
Es nutritivo. La elevada presencia de vitaminas antioxidantes como las vitaminas C o E, también conocida como tocoferol, y otros nutrientes esenciales, cuidan las diferentes capas del cutis. 



Es un potente antiedad y regenerador. La acción antioxidante de las vitaminas ayuda a restaurar el metabolismo natural, reduciendo las arrugas, mejorando el estado de la piel y conservándola suave y tersa. 
Penetra fácilmente y no obstruye los poros, actuando en las capas más internas.

En el pelo, aporta brillo y fortaleza al cuero cabelludo, lo hidrata y como resultado se obtiene un cabello con el volumen ideal.
Este jabón está pensado para la cara de los cutis secos y maduros, pero también tiene utilidad en la ducha diaria.
Este aceite está dentro del grupo de mis favoritos, lo uso con frecuencia para hidratar la piel después de la ducha con una mezcla de aceite de germen de trigo o de sésamo y algún aceite esencial que me gusta tipo lisea cubeba, lavanda, naranja, incienso, mirra, etc.

lunes, 26 de enero de 2015

Cremas y cremas

Bueno parece que ya me lance en esto de las cremas; la verdad soy bastante lenta cuando no sé hacer algo me freno bastante pero luego va todo de carrerilla, aunque en esto de las cremas es un decir.

La otra crema que había elaborado tenia aceite de argan, de jojoba y manteca de karite. La verdad me ha gustado bastante, parecía una crema bastante densa mas que hidratante era nutritiva aunque yo la usaba como crea de día, la piel estaba hidratada todo el día, incluso a la noche seguía hidratada y eso que me tocó el frío que hizo esta temporada y aparte de eso las calefacciones están a tope y creo que secan más el cutis; pero en este caso me sentía la piel muy hidratada, te dejaba una sensación bastante agradable, al menos, como os comento para mi piel.

La repito de nuevo y como aceites esta vez cambie el de argan por el aceite de semillas de granada y use menos cantidad de manteca de karite, hice la crea un poco mas fluida, ya la he probado y también me gusta mucho la piel también queda muy hidratada.

El aceite de semillas de granada es de color amarillo, y es viscoso.   Los beneficios del aceite de granada se conocen desde hace miles de años. Tiene poder calmante, antiinflamatorio, antioxidante, antienvejecimiento, regenerante y reparador ya que es un potente antioxidante que ayuda a combatir los radicales, los efectos de los rayos UV y el estrés. Gracias a su contenido en ácido púnico está muy indicado en tratamientos antiinflamatorios y calmantes. Estimula los mecanismos de reparación de los queratinocitos de la piel y el engrosamiento de la epidermis. Especial para pieles maduras



Me gusta este aceite, también elaboré un serum mezclando aceite de albaricoque con el de granada y aceite esencial de palo de rosas, 2 gotitas a la noche después de limpiar la cara; también lo uso durante el día para la piel de las ojeras que la deja muy hidratada e incluso me gusta 1 o 2 gotitas para mezclarla con la crema.

Creo que este aceite va a pasar a formar parte de mi colección de aceites maravillosos para la piel.

lunes, 12 de enero de 2015

Jabón para lavadora

Aquí estamos de nuevo, pienso que el año realmente no comienza hasta pasado los Reyes, así que a la carga.

En otras entradas del blog comenté que reciclo el aceite que ya no uso para elaborar jabón para usos domésticos, desde el fregar un plato o un vaso, quitar manchas de grasa en la ropa antes de meterla en la lavadora, fregar el suelo, etc.

Pero desde hacia tiempo tenía ganas de hacer un jabón mas específico para la lavadora, pero como siempre pasa en casa del herrero cuchillo de palo dice el refrán. Pero ya no lo dejé pasar.





Como últimamente no freímos mucho en casa, he usado aceite limpio.
Ahora a esperar a ver qué resultado da, tiene que secarse, curarse y volverse a curar, estos jabones dan mejores resultados cuando mas tiempo tengan, vamos que como el vino y el jamón curadito.